Destaque

Hablemos de privacidad 2.0

¡Aúpa Athletic! Gritaba Sara C. antes de levantar la camiseta que tenía puesta para enseñar su pecho. El vídeo privado de la entonces menor de edad se extendió rápidamente por el largo y ancho de Internet, tras ser difundido sin su consentimiento por el productor pornográfico Ignacio Allende ‘Torbe’. El autor de este abuso ya pasó seis meses de prisión preventiva, y ahora está siendo investigado por presuntos delitos como pornografía de menores, trata de seres humanos o extorsión.

Al mismo tiempo que se avanza el proceso judicial, las imágenes online de la víctima con el seno descubierto siguen siendo fácilmente accesibles para cualquier internauta, a saber con qué propósito.

Hace dos años escribí sobre un caso de Porno de Venganza. Una práctica que consiste en la difusión ilícita de vídeos o imágenes íntimas de una ex-pareja sin su permiso, por la frustración de una ruptura. Lamentablemente, no es la primera vez ni tampoco será la última vez que supiéramos más casos parecidos.

Creo que en esta sociedad somos suficientemente consientes de los riesgos que se supone una difusión no deseada. Pero no los tomamos tan seriamente hasta que nuestra propia privacidad esté en peligro. La «chica Torbe» probablemente está siendo recordada como otra tonta más de la periferia urbana, y pronto nos olvidaremos de ella. Los humanos somos ignorantes por nuestra naturaleza, pero la memoria mecánica al cambio, es persistente.

15820411_1174184632700814_1849803378_n_meitu_1Después de navidad, recibí en Facebook una nota de una chica brasileña que desconozco pidiendo mi permiso para que usase mis datos personales. Resulta que ella estaba registrándose para un servicio de Streaming en China, que requiere por ley un documento de identidad de mi país. Obviamente es un documento que ella no disponible. Al rastrear en Google, encontró una publicación mía cuando tenía 18 años. Estaba tan contento por mi mayoría de edad que subí una fotografía que se exponía íntegramente mi documentación, tan inocente.

Me quedé completamente acojonado. Es la única palabra que se me ocurre con perdón para describir lo que sentí al enterarme de este hecho. Es inquietante que una persona que apenas conozco desde en el otro lado del charco, ha conseguido con sólo un par de clics en el buscador, la información completa de un documento tan personal como es la Tarjeta de Identidad.

Borré inmediatamente la imagen que estaba publicada, pero sospecho que la huella que se había dejado en todos estos años será difícil de eliminar. Respondí a la menina dándole las gracias por avisar sobre el hecho, en este caso le consentí el uso exclusivamente solicitado de mis datos.

maxresdefault

Decía el sociólogo Manuel Castells que el Internet ya se ha convertido en el tejido social del presente. Como muchos ciberciudadanos de esta generación X, consulto Facebook varias veces al día para estar al día con los amigos y siempre estoy pendiente de los Youtubers que sigo. También uso Linkedin para expandir mi red profesional. Se puede decir que por culpa de Internet hay un yo que siempre está conectado en el mundo virtual, aunque el yo biológico esté consultando mi almohada, desconectado en el mundo real.

Es cierto que las redes están facilitado notablemente las comunicaciones de nuestro día y día. Pero la peligrosa concentración de nuestros datos personales en mano de unas pocas corporaciones amenaza a nuestra tranquilidad. Sin ir más lejos, la App todo-terreno WeChat me permite contactar con mi familia a casi 10 mil kilómetros de distancia. El gigante tecnológico chino Tencent que desarrolló esta popular aplicación, aprovechó el vacío que causó la censura de servicios extranjeros como Facebook para hacerse con el pastel, colabora con el régimen autoritario en el país facilitándole el acceso de datos personales de todos los usuarios. La dictadura 2.0 es otro tema que ya trataré más por delante.

A quién le pertenece Internet?

The quick answer is that “the Internet” is not a thing, it’s collection of things. “The Internet” probably has around a billion bits and pieces, 5 billion if you add in mobile devices with net access.

So asking “who owns the Internet” is like asking “which cells own your body”.

El otro problema que está en el fondo, es que nadie somos el dueño absoluto de Internet. Una vez compartido algo con la red, el contenido entra en el ámbito público y dejamos de poder controlar su destino. La Internet por definición, es la red descentralizado dónde todos se conectan y se comunican. Quizás puedo borrar datos en mi disco duro o en unos servidores con cierta facilidad, pero cómo puedo eliminar mi información almacenada en los demás servidores si ni siquiera sabía de su existencia?

Por suerte, la batalla no está totalmente perdida. En 2010, un ciudadano español demandó a Google por indexar información relacionado con él, hecho que viola a su privacidad. A raíz de esta demanda, la Comisión Europea reguló urgentemente el llamado «derecho al olvido» en materia de protección de datos. Esto consiste en que los ciudadanos tienen el derecho de pedir a los motores de búsqueda que eliminen los enlaces con información personal sobre ellos cuando esta sea inadecuada, inexacta, irrelevante o excesiva en relación con los propósitos de los buscadores. Sin embargo, según mi amiga Estela de La Cruz que es experta en derecho comunitario, dicho derecho no es absoluto, y deberá ser ponderado con otros derechos fundamentales como la libertad de prensa y la libertad de expresión.

Los ciudadanos tienen el derecho de pedir a los motores de búsqueda que eliminen los enlaces con información personal sobre ellos cuando esta sea inadecuada, inexacta, irrelevante o excesiva en relación con los propósitos de los buscadores.

Si en la antigua Grecia había distinciones claras entre la esfera publica y la privada, las nuevas tecnologías de comunicación han roto todas estas barreteas en la sociedad que vivimos ahora. Para John Thompson, «la privacidad es la capacidad de controlar las revelaciones sobre uno mismo, y de controlar cómo y hasta qué punto éstas pueden comunicarse a los demás» Según éste profesor en la Universidad de Cambridge, existe ahora en nuestra sociedad un nuevo campo de batalla, donde «los individuos y las organizaciones sostienen un nuevo tipo de guerra por la información, y usan todos los medios que tengan a su disposición para obtenerla sobre los demás y controlarla sobre sí mismos» Bienvenidos a la era de información.

Más información:

Continue Lendo “Hablemos de privacidad 2.0”

Anúncios

Pangolin Love: el mini-juego de Google para San Valentín de 2017

El 14 de febrero, como bien sabido por casi todo el mundo, es el famoso Día del Amor o Día de la Envidia (según diferentes perspectivas). Sobre esta fecha se ha generado durante décadas, un intenso simbolismo alrededor de las creencias del amor romántico.

Google, nuestro buscador favorito, aprovechó la ocasión para lanzar en su página inicial un doodle interactivo sobre una historia de amor, protagonizado por los pangolines. Según recoge La Vanguardia, es un esfuerzo de promoción sobre estos mamíferos con escamas, que se encuentran en peligro de extinción.

El mini-juego cuentan con cuatro capítulos, narran el recorrido de un folidoto que recolectaba recursos necesarios para elaborar los regalos ideales para su príncipe azul. De interfaz se acuerda mucho a Angry Birds, sobre todo en los paneles de resultados al final de cada capítulo. También se cabe destacar a los elementos orientales que se ha encontrado, como los faroles y las tortugas eternas sumergidas, se nota mucho la participación de informáticos chinos.

Con este vídeo tutorial de 12 estrellas os deseo un estupendo día para todo el mundo!

“Flamenco is not the only representative of Spanish culture”

With almost 50 million habitants, Spain is a country with huge inner culture diversity
• Flamenco that we know represents the culture of southern Andalusia region
• Apart of the official castellan Spanish, other three languages has the co-official status

Ten o’clock at night in a well decorated Andalusian restaurant at the centre of Madrid. As the guest started to taste their first tapas, the lighting started to drop, everything is ready for flamenco to start. All in a sudden, the guitar raised with intensity, the singer follows with a lowly but consistent tone. The dancer stood up with proud, her skirt flying out and coiling around her feet…

David, Vanessa and Judit are invited to explain the Spanish culture as we know, that´s not an easy task. “I don´t get it, maybe four single words but nothing.” In an artistic way of speaking, is very difficult to understand what a flamenco singer is really talks about.

The three was the few exceptions in the restaurants, they are Spaniards while the majority in the restaurant were foreign tourists. Villa Rosa Tavern is a typical place that you can find at all the touristic guides for visitors, while probably very infamous for the locals: “For life I would never thought of coming here!” Says Vanessa.

While Vanessa lives with her family in Leganés, a satellite town next to Madrid; Judit comes from Tui in the north-western region of Galicia, at the border with Portugal; and David is originally from Calasparra, a village at south-western Murcia. They gathered to attend Journalism at Carlos III University four years ago, now at senior year they are the best friends at school.

DVJ
José David Pérez, Vanessa García and Judit Bernárdez comes from different parts of Spain.

At class they have students coming from all over the country, at the beginning it was very hard for them to understand each other due to their different accents. Vanessa still remembers the first year chaos she had with David: “Look, when I came to study I found him speaking at class, I really thought, doesn’t this guy feel ashamed to speak at class, with the hick accent that he has?” She recognizes that people in Madrid within their subconscious fells others inferior when they talks with their regional accents.

Local sayings many times, are related to local stereotypes. “If you speak Murcian you must be lazy, that´s how people think about us from the south.” That´s not a big deal for Judit: “I´ve never felt discriminated, sometimes people speaks wired with you, but that´s always of joke and also confidence.”

On the other hand, it wasn´t easy nether for Judit to adapt the Capital speaking: “I always said when I arrived, I thought I wasn´t able to make it, I can´t never shout!” They took time to adapt the new accent: “The accent in Madrid is not what we hear in television, when I arrived home with some accents changes, people make bulling to me!” Jokes David.

There are always popular sayings that the clearest Spanish accent can be found are locates in Valladolid or Burgos, David tries to clarify this urban legend: “There are no best or worst speaking Spanish, every accent has their aspects, differences that make them unique.” The three agrees that the funniest accent in their point of view is from Zaragoza.

Academically speaking, David speaks a dialectic variety of castellan Spanish, with certain influence of Valencian or Catalan. While the mother tone of Judit is an independent language, Galician was closely linked with Portuguese in early history. In fact, Galician is along with Catalan and Basque the three co-official languages in Spain.

“It has lots of relation about the Arabic who invaded Hispania, they reached to the north but not until Galicia, Basque country and Catalonia, that preserved their language.” Explains Vanessa.

Judit concludes that:” Spain is a very diverse country, every parts has its own culture, its own lifestyle. I liked flamenco but it´s not something that excite me. Although it´s called very Spanish but I can´t identify it representative to my part.”

For example, “we the Spaniards are very mocking, not that much in the north but always happens in the south.” Vanessa seems likes Judit´s conclusion, she started with David to sing a classic song of Raffaella Carrà at late 70´s: “To make a good love you have to come to the south…”

Estos días contados en el mundo de Community Management

Hola, estudio Periodismo, trabajo como becario, no tengo contracto y sólo quiero un empleo digno…

El pesimismo se extiede por la facultad. Creemos que el periodismo tal como conocemos está a punto de desaparecer, nunca seremos ni Iñaki Gabilondo ni Manolo Lama. Al mismo tiempo todos hablan de las maravillas del mundo 2.0, de la digitalización como el claro futuro por venir. El community manager parere ser uno de los pocos rayos de esperanza que salvar a nuestra precariedad inmenente, vamos apuntando cursillos como locos por la universidad, por la calle, o incluso por un cupón que también sirve de ocio o gastronomía. Soy uno de estos perdidos.

¿Pero qué demonio esta pasando en este mundo? ¿Qué realmente es el Community Management, aparte de engancharte al Youtube?

Primero, la internet nació hace muchísimo tiempo, o sea medio siglo atrás, cuyo finalidad era para organizar información clasificada en el ejército estadounidense. Y durante estos cincuenta años, los provechos civiles sobre la internet fueron explotados de una forma brutal, que contamos a día de hoy casi 40% de la población mundial conectado por un ordenador ó telefono móvil. Segundo, ahora nos encontramos en una época crucial de transformación. Dentro de un par de año, la reviolución digital hará que todas las personas o todos los objetos tendrán su respectiva representación en el mundo virtual, por lo cual tranformará por completo el mundo que vivimos. Desde contraventa hasta encontrar pareja, todo es posible en la internet.

¿Y quién de verdad es un community manager?

El community manager es el encargado de relaciones digitales de una empresa con sus clientes, que establece su identidad en el mundo digital. Y también es community manager un gestor o un mediador de comunidades online como el rostro de la marca. Sus tareas de social media marketing consiste en acciones sobre publicidad, ventas, atención al cliente y fidelización. Para ser un community manager hay que tener bastante conocimiento sectorial; buena capacidad de redacción; conocimiento en marketing y comunicación, cierta creatividad, suficiente cualificación, experiencia y muchas habilidades para coordinarse.

Todo al contrario, un sólo aficionado a las redes sociales no convierte a nadie en un profesional de social media. Casi todo el mundo (menos mi abuela) tiene un perfil de Facebook o una cuenta de Twitter, esto no es suficiente para explorar su potencia comercal y ganarse la vida. Hay que tener los objetivos bien marcados.

Así es, el community management no es nada de coña. Hay que dedicarle tiempo y rigor para investigar su aplicación en el mundo empresarial. Parece ser que ya tiene sus días contados ya que sobran cursos en todos lados, hace falta más especialización para que realmente tenga un sentido.

Leer más: 9 tips para conseguir un empleo en social media